Teoría sobre la Encuadernación Japonesa

August 1, 2018

Las encuadernaciones orientales poseen un larga historia y han evolucionado en el tiempo manteniendo su elegancia propia que procede de la sencillez y una observación detenida en el detalle. China es la principal fuente de técnicas de encuadernación en oriente, al haber desarrollado el papel tal y como lo conocemos en la actualidad (a partir de materia vegetal procesada rudimentariamente) aventajaba a los países circundantes; pronto como en el resto del mundo surgió la necesidad de unir esos pliegos de papel para no perder la información contenida en ellos y así preservar el conocimiento.

 

En el caso japonés, antes de recibir la influencia china de los métodos de encuadernación, se producían textos sobre hojas de seda agrupados en formato de rollo. Posterior a la influencia china, encontramos una variedad de formas de encuadernación, que si bien fueron exportadas desde china en Japón y también en Corea se adaptaron a sus necesidades y culturas propias.

 

Antes de continuar con esta breve explicación es necesario aclarar algunas características básicas sobre el estilo de encuadernación oriental o japonés.

 

El lomo se ubica en el extremo izquierdo, a lo largo de la altura del libro; debido a su sistema de escritura. Ver figura 1.

Figura 1. Partes del libro. Tomado de Ikegami, Köjiro (1986:07).

 

El cuerpo del libro se conforma de hojas sueltas y dobladas al medio, el doblez se encontrará en el borde frontal o cara del libro. Al realizar la costura sobre el lomo cada hoja formará una bolsa en su interior, que no estará pegada en la cabeza y pie. Ver figura 1.

 

Las cubiertas o pastas del libro serán siempre blandas, a menos que sigamos la corriente occidental de confeccionarlas de cartón y con bisagra. Esto último no sigue la tradición oriental. Ver figura 2.

 

Figura 2 . Líneas del libro. Tomado de Ikegami, Köjiro (1986:07).

 

Se utiliza pegamento en muy poca medida, solamente para afianzar la portada y contraportada a las guardas.

 

En las esquinas se realizan unos refuerzos llamados Kadogire y constan de un pequeño rectángulo de papel o tela que recubre las esquinas de cabeza y pie del libro en la línea del lomo, estos van pegados sobre el cuerpo del libro antes de ser empastado y cosido. Ver figura 3.

 

Figura 3. Ubicación del Kadogire y Nakatoji. Tomado de Ikegami, Köjiro (1986:10).

 

Antes de completar la costura sobre el lomo del libro se realiza un pre cosido llamado Nakatoji. Con el libro preparado se realizan dos pares de agujeros a 6 mm de la línea de lomo y se introduce en ellos una tira de papel japonés arrollado en forma de cordón, se retuercen las pintas y martillan luego. Uniendo así todo el libro y ayudando a obtener una mejor costura final sobre el lomo. Ver figura 3.

 

El último paso en el método tradicional es agregar el Daisen que es la tira de título, siempre medirá alrededor de 3 cm de ancho por dos terceras partes de la altura del libro y se ubica en la portada frontal del libro que en la encuadernación japonesa es la tapa izquierda con el lomo hacia nosotros. Se puede ubicar a 3 mm de la línea o corte de cara y cabeza alineada a la izquierda o centrada a 3 mm del corte de cabeza del libro. Ver figura 4.

Figura 4.Ubicación del Daisen. Tomado de Ikegami, Köjiro (1986:11).

 

Finalmente, al empezar la costura final del libro la aguja ya enhebrada se inserta en medio del lomo de adentro hacia afuera para que quede inserta allí y no tenga nudo inicial. Para terminar se remata con un nudo sencillo y se inserta la aguja sobre ese mismo agujero en el que empezamos, pero en dirección contraria y se corta en hilo a ras, quedando el lomo del cuaderno sin ser visto. Ver figura 5.

 

Figura 5. Ubicación de los agujeros para el Nakatoji. Tomado de Ikegami, Köjiro (1986:31).

 

Teniendo en cuenta todo lo anterior -respecto al formato de la estructura- nos queda detallar el elemento principal de la encuadernación japonesa es su costura expuesta, elegante, vistosa y sobre todo fuerte. Son cuatro los principales estilos de costura (tradicional), pues en la actualidad se llama costura japonesa a crear imágenes con el hilo al coser cualquier libro y no necesariamente es así, o por lo menos no si seguimos la tradición.

  • Estilo Kangxi: costura promovida por el emperador Kangxi de la dinastía Qing, posee un mejor soporte en las esquinas y se utilizaba para libros más lujosos y costosos.

  • Estilo Asa No Ha Toji: posee un patrón de costura más elaborado y se obtiene una estructura con mayor fuerza de enlace debido a la cantidad de agujeros de costura.

  • Estilo Yotsume Toji: los de cuatro agujeros siguen la tradición china de números pares y los de cinco la coreana con números impares, ambos estilos se usaron al mismo tiempo en Japón.

  • Estilo Yamato: similar a la Yotsume Toji, se cose con tiras de papel dobladas y pegadas formando una cinta de papel, se anudan en el frente con un nudo cuadrado que se verá, por lo que se aplana luego con el martillo.

La encuadernación japonesa ofrece una variedad de estilos amplia, lo que nos permite utilizarla en la actualidad adaptándola a nuestras necesidades y materiales para crear hermosos proyectos como álbumes de fotos, libros de firmas y cuadernos de notas.

 

 

 

 

Invitado: Roberto Rodíguez

Filólogo de profesión

Estudió Encuadernación Artesanal en el Instituto Nacional de Aprendizaje

"Soy un enamorado del papel, llegué a la encuadernación por casualidad y me quedé descubriendo este maravilloso e infinito mundo... Soñador de un mundo de respeto y amor en donde todos tengamos la posibilidad de ser felices."

 

Puedes seguir a Roberto en Instagram: https://www.instagram.com/liber_cr/

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Futuros Posts

Cuádruple Decorativo

September 8, 2018

1/3
Please reload

Posts Recientes

September 22, 2019

July 21, 2019

Please reload

Buscar por hashtags: